Hoy volvía el tema de alivianar mi vida, el tema del año parece.

Y dudando pregunté si lo que teníamos que hacer era dejar atrás toda la historia de esta encarnación.

\”Si, exacto, para transformarte tenés que dejar de ser, no podes ser oruga y mariposa a la vez, la mariposa ya no es oruga, ya nada de la oruga le queda\”, me respondieron.


Y me quedé pensando un poco en todo eso. Cómo, casi lo único que nos queda en la cabeza desde que nacemos es juntar cosas, por las dudas, por si en un futuro las necesito, para no morirme de hambre, aprender, mucho mucho, para un futuro, por si lo necesito, para poder ser algo en la vida. Y de tanto juntar, tanto juntar, al final uno queda enterrado entre muchas cosas que ya no lo definen.

Y estas cosas no son solo cosas materiales, son pensamientos, son creencias, son recuerdos, son historias que me llegaron, son mitos, son creencias ajenas, son paradigmas.

No, no estoy en contra de la memoria. Pero sí estoy en contra de traer el pasado constantemente, pero no porque duela, sino porque no nos deja avanzar, no nos deja seguir. Cada día me levanto pensando si finalmente hoy no tendré la molestia que tenía ayer y, al hacerlo, la traigo y la perpetúo.

Sí, sé que en nombre de la religión se cometieron horrores inimaginables, también en nombre de la libertad o del orden, sé que de millón de maneras la cagamos como humanidad millones de veces, pero también creo que no podremos avanzar mucho si no podemos dejar el pasado en el pasado (desde ya sabiendo que estuvo y recordándolo para no mandarnos la misma cagada).


Alivianar, siento que es eso, mucho más que regalar la ropa con la que no resueno más.


Recuerdo que, en mi otra vida, una vez regalé los dos objetos que más amaba, los tenía en mi casa y eran mis bienes más preciados. Y le regalé uno a un amigo y el otro a otro. Y si bien en el momento fue un desgarro, al día siguiente fue una liberación.
¡Qué bello podría ser hacer eso todos los días! Pero bue, son pasitos que todavía me cuesta dar o, al menos, en esta etapa de mi vida me cuesta dar.

Los abrazo!

#alivianar #liberar #bajarlastre


Comentarios

  1. Veronica Peredo Avatar
    Veronica Peredo

    Me encanta, lo que escribís siempre, pero desde hace un largo tiempo me encanta alivianar, aliviano los objetos materiales que descubrí que me encantan pero me importan un verdadero pito, necesito cada vez menos; aliviano afectos, toda una vida sintiéndome en la obligación de querer a personas que por vínculos cercanos se me impusieron como de afecto obligatorio; aliviano trabajo, elegí con quién y como. Buena dupla, no? Alivianar y elegir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *