Uno podría creer que para todo fotógrafo lo más importante y significativo es el hecho de fotografiar en sí, es decir, el momento de la toma. Admito que esta afirmación no está muy lejos de la verdad porque es una parte muy importante de nuestro trabajo, sin embargo, sin destinatarios con quien compartir nuestra mirada, nuestro trabajo pasa a quedar incompleto.

Por eso comparto mi arte a través de este sitio, para así llegar hasta ustedes y compartir mi forma de interpretar la Patagonia, ya sea en sus inmensos paisajes como en los más íntimos, junto con su fauna, su vegetación y detalles.

Me encanta cómo lucen las imágenes en las pantallas de los monitores, de las tabletas y hasta en los teléfonos a pesar de lo pequeño de la pantalla, ya que el brillo, el contraste y la riqueza de colores que emiten logran que las imágenes tomen una renovada fuerza. Sin embargo, considero que es muy importante poder ofrecerles la posibilidad de llegar hasta el último paso de nuestro arte, es decir, la fotografía impresa.

Es por eso que quería renovar esta parte del sitio de Reflejos del Bosque, para contarles que es posible tener fotografías en papel, y que esto no es tan complejo ni tan caro como suele creerse.

Una fotografía bien impresa, si no es alcanzada por los rayos del sol (es decir, si no está expuesta en un lugar donde el sol le pegue directamente), debería durar muchos años, con algunos sistemas de impresión, se están garantizando más allá de los 100 años si están enmarcadas utilizando materiales libres de ácidos que son los que las degradan.

Acá en Argentina es casi imposible encontrar esos materiales y en caso que lo logremos, veremos que los precios superan las posibilidades y los intereses de la mayoría de los bolsillos. Por eso, y a pesar que mis proveedores me aseguran una durabilidad de las imágenes superior a los treinta años, prefiero que los precios de mis obras no sean prohibitivos para que puedan acceder a ellas todos los que deseen.

Todas las fotografías expuestas en las diferentes galerías están a la venta. Estas seentregarán dentro de un tubo de cartón rígido para garantizar que lleguen en perfecto estado a destino. También pueden hacerse los envíos de las fotografías montadas en fibro fácil de 6 o 9 mm o en foamboard, incluso podría ser enmarcadas y con past partout, aunque desaconsejo estas dos últimas alternativas si no viven cerca de la Comarca Andina, por los posibles riesgos y costos extras del envío.

El pago se efectuará por transferencia bancaria y los envíos se realizarán por ViaCargo, Correo Argentino o Andreani, dependiendo la localidad de destino y coordinando el medio más conveniente con el cliente, quien se hará cargo del costo del envío.

Todas las fotografías tienen garantía, es decir, quiero y necesito que lleguen impecables, como fueron envueltas en mi estudio. Si no fuera así, éstas serán reemplazadas sin dudar.

Por último, y esto es más una disculpa que una postdata, lamento no poder ofrecer todavía el servicio de postnet o cobro por tarjeta de crédito ni PayPal ni otro sistema más moderno de cobro. No debería haber problemas dentro de la Argentina con la transferencia bancaria, mientras que en casos internacionales intentaré encontrar soluciones temporarias hasta que pueda salvar este escollo.

Nota: Garantizamos no usar su dirección de mail ni sus datos para correos basura de ningún tipo, ni para entregarlos a nadie